Subsidio por incapacidad temporal para empleados del hogar

En el subsidio por incapacidad temporal en el régimen especial del servicio doméstico existen las mismas normas que para el régimen general pero con  algunas especificaciones:

  • En el caso especial del servicio doméstico no existe el pago delegado, sino que la entidad gestora (en el régimen especial del servicio doméstico siempre es el Instituto Nacional de la Seguridad Social) es la que realiza el pago directamente al trabajador.
  • En el caso de Incapacidad Temporal (IT) por contingencias comunes (enfermedad o accidente no laboral) rige lo siguiente:

– Los tres primeros días de baja el trabajador no cobra ninguna cuantía.

–  Del día 4º al 20º el empleado de hogar  cobra el 60 % de la base reguladora, en       este periodo la Seguridad Social paga esta cuantía del 9º al 20º día y corresponde al empleador pagar del 4º al 8º día.

– A partir del 21º día el trabajador cobra el 75% de la base reguladora y es la Seguridad Social la que se encarga de hacer el pago.

–      En caso de Incapacidad Temporal por contingencias profesionales como accidente de trabajo o enfermedad profesional, el trabajador del servicio doméstico  cobrará el 75 % de la base reguladora desde el día siguiente a la baja, y será la Seguridad Social la que realice el pago directo al trabajador.

Para calcular la base reguladora se tiene en cuenta la base de cotización (que aparece en la nómina ) del mes anterior dividida entre 30.

Por último hay un requisito para el empleado del hogar de haber cotizado durante un periodo previo al hecho causante:

  • En caso de IT por accidente (independientemente que sea laboral o no) o por enfermedad profesional no se exige requisito de carencia.
  • En caso de IT por enfermedad común se debe haber cotizado durante 180 días dentro de los 5 años anteriores al hecho causante, para poder cobrar la prestación.

 

En caso de alguna duda, consulta o sugerencia podéis poneros en contacto con nosotros en   https://ayudaadomiciliojesusyquini.com/

Cómo elegir a una empleada de servicio doméstico

En primer lugar, debes plantearte el tiempo que vas a requerir sus servicios, para ello procura dejar las labores que te produzcan más pereza para la empleada e intenta ser justa con el tiempo que van a requerir esas tareas, así generalmente planchar o limpiar los cristales suelen ser tareas que dejamos para última hora, por ello aprovecha a la empleada para realizarlos.

Es importante ser justos a la hora de valorar el tiempo que la vas a necesitar, está claro que cada domicilio es particular según muchos factores, número de personas que lo habitan, si tenemos animales domésticos, si está en la ciudad o en el campo, etc. Lo mejor es ir probando y en caso necesario aumentar el número de horas que la vamos a contratar.

Las referencias son fundamentales, nadie quiere en su casa una persona en la que no pueda confiar, no hay nada más desagradable que tener que estar vigilando a una trabajadora porque malgaste su tiempo de trabajo, o nos robe, en este sentido tener buenas referencias y la certeza de que no tiene delitos en su historial es fundamental.

Aunque la realización de las tareas domésticas no precisa que la trabajadora tenga grandes dosis de empatía o buen trato con las personas, en Jesús y Quini ayuda a domicilio pensamos que es un rasgo fundamental para cualquier trabajo a realizar en un domicilio ajeno.

Asegúrate de que está de alta en la Seguridad Social, tanto si es autónomo como si te presta los servicios una empresa, el último responsable en caso de que le pase algo a la trabajadora, es el titular del hogar, y es en el hogar donde se producen más accidentes.

También es fundamental que te presenten un seguro de Responsabilidad Civil, ya que cualquier daño que produzca la trabajadora estará cubierto, desde caerle algún objeto por la ventana, un incendio, etc.

Por último desconfía de los presupuestos muy económicos, hay un convenio laboral que todas las empresas deben respetar y la única manera de hacerlo más barato es infringiendo la ley, y te recuerdo de nuevo, que en caso de fraude, el último responsable es el titular del hogar donde se prestan los servicios, ya que la inspección de trabajo entiende que el titular del hogar debe exigir la presentación de todos los papeles en regla referentes a la trabajadora.

En Jesús y Quini ayuda a domicilio somos especialistas en la selección de personal para servicio doméstico y de ayuda a domicilio para hacer tú vida un poco más fácil.